Poema Pasión de los Siglos

Pasión tienen tus miradas

cuando te digo que te adoro.

 

Amor tiene tu cuerpo

cuando te reclamo cariño.

 

Al pasar de los años le doy

vueltas y me doy cuenta que

siempre estuve llena de ti.

 

Al pasar el tiempo, me paro

a pensar que el suspirar me

vino y se clavó en ti.

 

Pasión que procuro siempre

envolverte en los besos de

los siglos que nos quedan,

para recordar los siglos que

ya vivimos.

©2015 Nicole E.

Escrito Tú

Tu caminar, el paseo de tus

ojos que atraen a los míos

cuando me miras.

 

Son los sonidos que hacen

vibrar mi corazón, el tambor

del beso que queda plasmado

en mi imaginación, cuando te

vas,

 

Tu cariño a flor de piel, nunca

lo dirás pero se ver por tu

disimulo con jeans negros los

viernes al pasar por la esquina

del restaurante café.

 

Tu sabes que te espero, los

cuerpos hablan, el amor

responde y el beso calla.

©2015 Nicole E.

Poema Lo haré

Quiero oir tu voz, no te olvido,

aqui esta mi corazon. Si puedo

pensar en olvido para reconciliar

la razon, lo hare por hacer

las paces, lo haré.

 

Quiero reciclar momentos y

volar por los instantes de pasión

una y otra vez. Si esto te atara

a mi, lo haré.

 

Quiero ver en tus pupilas la

sonrisa del enamorado que

cree en el amor y te prometo

que para hacerte ver, lo haré.

©2015 Nicole E.

Poema Por qué te escondes

Te escondes cuando te busco y

yo me pregunto por qué?

Será porque las rosas se cansaron

de explicar y luego se marchitaron.

 

Mi corazón ya lo tienes, el amor

está listo y la pasión pendiente.

 

Porque pensar en lo menos

importante para darle más

disculpas al amor?

 

Si es del compromiso que

que ahuyentas, entonces es

de ti mismo que te escondes.

©2015 Nicole E.

Escrito La Cosecha

De tanto perder, aprendí que los

caminos del triunfo llegan por

pedacitos.

 

Primero voy a sembrar la

semilla para crear la rama

con la tierra enriquecida.

 

Segundo voy a ponerle agua

para que la siembra crezca

y procurar sol y lluvia.

 

Tercero voy amar a Dios y rezar

que me resguarde mi cosecha

para cuidar de los ojos envidiosos

de mi arduo labor.

 

Después voy a pedir bendición

al mundo para ofrecer de mi

cosecha, porque el triunfo es

de nosotros, como lo es

Señor Jesús.

©2015 Nicole E.