Poema – No podré –

Tus caricias de pronto adentro

de mi ilusión, tratando de vestir

mi cintura.

 

Tan duro es despertar del amor,

los tiempos del desamor en un

despacio popurri de nostalgias.

 

Si pudiera te cerrara adentro

de mi pasión para que nunca

tengas que irte a buscar labios.

 

No podré detener tu búsqueda,

tengo que aceptar que te perdí.

 

No podré aislarme en los valles,

tengo que navegar la ciudad.

 

Y enfrentar mi dolor.

Nicole E.

Poesía- Se –

Se que mañana te vas, la sentencia está firmada,

la decisión confirmada y conforme con la salida.

Lo pensaste todo, el principio y el fin.

 

Se que cuando cruce a tomar el tren, las lágrimas

me van a caer y en lo que espero que se cure

la herida, voy a cerrar mi corazón.

Este fue mi fin.

 

Entonces me pare frente del espejo y mire esa

persona, la que se enamoró. Fue el 13 de enero

con el frío acompañado dentro de los huesos

donde la historia empezó.

Este fue mi principio.

 

Se que mañana te vas y voy a tener que desnudar

a esta persona que soy para ponerle piel nueva que

no va tener nombre para dejar aquella estatua que

fui.

 

Va doler, me va herir, es una cirugía interna con

siglos de terapia intensiva, pero esto también va

ser mi principio y el fin.

Nicole E.

Escrito -Perdóname-

Perdón, el olvido entro aquí entre tu y yo.

Fue ayer debajo de la lluvia cuando el corazon

decidió irse y fue a las diez después del café.

 

Se canso de esperar que arregles las cosas

que vienen prometiendo hace varios años atrás.

 

Se canso de querer ser el centro de tu universo,

palabra que tu amor borro.

 

Perdoname, el momento decidió de tanto dolor

disimulado un fin a lo que nunca se ha arreglado.

 

Como arreglo lo que el tiempo acabo de cerrar?

Como regreso adonde no me necesitan?

 

Perdón, el olvido entro aquí entre tu y yo.

Nicole E.

Poema – Cuando olvido-

Cuanto extraño tus caricias, tus palabras y

silencios. Tanto tiempo ha pasado y aun yo

no te olvide. Los cuadros de tus fotos se han

quedado colgados esperando mi olvido.

 

Aquellas carcajadas dentro de lágrimas,

los paseos por el jardín, los viajes largos

por coche hacia la nada. La noche de la

motocicleta que se quebró en el silvestre.

 

Tantas memorias, la luna me los trae.

Tantos perdones, mi corazón sufre.

 

Que poco se cierra aquel baúl de momentos.

Que poco pienso que me queda con este dolor.

 

Y de nuevo el tiempo pasa, y de nuevo me

tengo que convencer que ya pasado un siglo

y la espera se quedó esperando olvidarte.

Nicole E.